Sociedad limitada nueva empresa

Share Button
El concepto de revolución industrial
La Revolución Industrial fue un conjunto de importantes transformaciones económicas y sociales que se produjeron como consecuencia de la utilización masiva de máquinas en Gran Bretaña en la segunda mitad del siglo XVIII y supusieron el paso de una economía agraria a una economía industrial
La revolución demográfica
La población inglesa crecíó lentamente debido a que la natalidad era elevada, pero también lo era la mortalidad
En la segunda mitad de este siglo se inició un crecimiento demográfico importante y sostenido. Su causa principal fue el descenso de la mortalidad, a la vez que la natalidad siguió siendo alta. La mortalidad descendíó por varias razones:
▪ Las epidemias de peste bubónica, frecuentes en la Edad Moderna, remitieron
▪ Mejoró la alimentación, lo que hizo a la población más resistente a las enfermedades. Esto fue posible gracias a los avances en la agricultura y los nuevos hábitos
alimenticios
▪ Hubo progresos en la higiene privada (mayor uso del jabón) y pública (mejoras en el abastecimiento de agua potable)
▪ Mejoró la sanidad. En 1796 Edward Jenner descubríó la vacuna contra la viruela, una enfermedad que causaba numerosas muertes
El crecimiento de la población provocó un aumento de la demanda de productos y permitíó disponer de más mano de obra
La revolución agrícola
El aumento de la demanda de alimentos favorecíó la agricultura y ganadería
▪ Mejoraron las técnicas agrícolas. El barbecho se sustituyó por la rotación cuatrienal de cultivos (sistema Norfolk). La tierra se dividía en cuatro partes, en las que se alternaban trigo, nabos, cebada y trébol. De este modo, se cultivaba sin agotar la fertilidad del suelo, ya que el trébol ayudaba a la tierra a recuperar los nutrientes y junto a los nabos servían para alimentar al ganado, lo que permitíó aumentar el ganado y disponer de más abono para fertilizar los campos.
El arado de madera fue sustituido por el arado de hierro. Más adelante, se
introdujeron nuevas máquinas: sembradoras, trilladoras…
▪ Se transformaron las estructuras agrarias. Las revoluciones liberales acabaron con las propiedades señoriales y comunales explotadas de forma colectiva, y la tierra se
convirtió en propiedad privada
▪ Se reformó la ganadería. Parte de las tierras se destinaron a producir forraje para alimentar al ganado.
Una nueva forma de pensar
Además, se dieron otras condiciones favorables para el crecimiento económico
▪ Existencia De Amplios Mercados
▪ Aparición de una nueva mentalidad
▪ Abundancia de nacimientos de hierro y carbón
Del taller a la fábrica
Hasta el Siglo XVIII las manufacturas se elaboraban en pequeños talleres, donde el trabajo se realizaba de forma manual y con herramientas sencillas
En la segunda mitad del Siglo XVIII se inventaron en Gran Bretaña diversas máquinas que necesitaban grandes espacios y costosas inversiones. Así, los talleres empezaron a ser sustituidos por las fábricas, que eran grandes instalaciones en las que los obreros trabajaban con máquinas. Las primeras máquinas funcionaban con energía hidráulica, pero pronto aparecíó una nueva fuente de energía, el vapor, cuando James Watt patentó la máquina de vapor
Se modificó la forma de trabajar​: cada obrero se especializó en una única tarea del proceso productivo (división del trabajo) haciendo así un aumento de la productividad. Por ello, se abarataron los costes de fabricación y los precios de los productos disminuyeron La industria textil
Dispónía de una materia prima abundante y barata, el algodón que llegaba desde las colonias. Esta industria fue la primera que incorporó las innovaciones técnicas en el hilado (hiladoras mecánicas) y en el tejido (lanzadera volante)
Cuando comenzó a utilizarse el vapor para mover las máquinas, la producción textil británica se multiplicó. Unas 350.000 personas trabajaban en el hilado y tejido de algodón en fábricas Los tejidos británicos, asequibles y de buena calidad, inundaron los mercados internacionales
Página 67
La industria siderúrgica
A principios del Siglo XVIII el carbón vegetal empezó a escasear y había que buscar otro combustible. En 1709, Abraham Darby fundíó por primera vez el mineral de hierro usando carbón de coque (carbón mineral), muy abundante en Gran Bretaña. Sin embargo, los costes eran elevados y el hierro obtenido, demasiado frágil
Se construyeron modernos altos hornos y la demanda y la producción de hierro se multiplicaron
El liberalismo económico
Aparecíó una nueva doctrina económica, el liberalismo. Estaba basada en la teoría expuesta por el escocés Adam Smith. Según él, la actividad económica debía regirse por el principio de libertad económica.
El Estado no debía intervenir en la economía, porque se ajustaba de forma natural mediante la actuación de la llamada mano invisible del mercado. Esto significaba que la ley de la oferta y la demanda se encargaba de regular los precios y los salarios
Página 70
LA REVOLUCIÓN DE LOS TRANSPORTES
● ​El gran desarrollo de la navegación
La rápida producción industrial británica hizo necesario contar con transportes rápidos y seguros, para asegurar el abastecimiento de las fábricas y distribución de mercancías.
El transporte fluvial era más seguro y barato que el terrestre, por ello entre 1770 y 1830 se hicieron nuevos canales, para poder transportar mercancías voluminosas. En 1807, Fulton puso en funcionamiento la primera línea comercial con barcos de vapor. En un principio estos barcos solo eran aptos para la navegación fluvial, por lo que los clippers, veleros grandes, rápidos y seguros siguieron dominando los mares.
     
  ● ​La era del ferrocarril
Los avances técnicos hicieron del ferrocarril un medio de transporte cada vez más rápido, seguro y barato, este aceleró la industrialización en los lugares que atravesaba:
– Potenció la minería (aumentó la demanda de consumo de carbón)
– Potenció la siderurgia (su construcción exigía grandes cantidades de hierro)
En 1814, George Stephenson construyó una locomotora de vapor para transportar cargas entre las minas de carbón, esta se perfecciónó .
En 1825, se inauguró la primera línea de ferrocarril de carga en Inglaterra.
En 1830, se abríó la primera línea ferroviaria para el transporte regular de pasajeros.
Página 71
Los efectos de la revolución de los transportes
Los nuevos transportes tuvieron un fuerte impacto económico y social.
● Potenciaron el desarrollo​ de la minería​, la ​metalurgia ​y la ​siderurgia​ y la
aparición de nuevos trabajos, como maquinista o fogonero.
● Se desarrolló el comercio​, redujeron los tiempos de travésía y los costes de
los transportes favorecieron los viajes.
● Impulsaron la especialización de la economía mundial​. Los países
industrializados se especializaron en la elaboración de productos manufacturados, que luego exportaban, mientras que las colonias vendían materias primas a los países industriales.
● Modificaron la vida cotidiana​. Permitieron mejorar la dieta, al poder transportar alimentos perecederos, y facilitaron la emigración.
Página 74
La Revolución Industrial en el continente europeo
Bélgica​ fue el primer país que se industrializó tras el Reino Unido, por sus recursos naturales, su tradición artesanal, las inversiones francesas en la minería del carbón y el apoyo gubernamental a la construcción ferroviaria. Las industrias punteras fueron ​la textil y la siderúrgica.
La industrialización en Francia tuvo lugar entre 1830 y 1850 aproximadamente pero no llegó a alcanzar el nivel británico.
Alemania​ vio dificultada su industrialización debido a que no fue un Estado unificado hasta 1870, lo que entorpece el comercio. En 1834 se creó el ​Zollverein​, una uníón aduanera de varios Estados alemanes que permitíó crear un gran mercado interior.
La industrialización alemana se caracterizó por la alianza entre la nobleza agraria y la burguésía industrial, el interés del Estado en el desarrollo industrial, una gran concentración empresarial y financiera y un sistema educativo que favorecíó las enseñanzas técnicas. Las principales industrias fueron la siderurgia y la metalurgia.
En el resto de Europa solo destacan ​Dinamarca​ y Suecia, gracias a su especialización agrícola y, en el caso sueco, a la abundancia de hierro de calidad.
La industrialización de Estados Unidos
Estados Unidos se convirtió en una gran potencia industrial a finales del Siglo XIX por varios factores.
● El d​esarrollo de una agricultura muy productiva​ por la abundancia de tierras y la escasez de mano de obra, que llevaron a una rápida mecanización.
● La ​abundancia de recursos naturales​ y la ​especialización productiva
● La creación de un ​gran mercado interior
    
  ● La rápida ​aplicación de las innovaciones técnicas​, los nuevos sistemas de trabajo y la fuerte concentración empresarial.
Página 76
El incremento demográfico
En el Siglo XIX Europa pasó de unos 203 millones de habitantes en el año 1800 a 408 en 1900 por;
● ​El ​descenso de la mortalidad​​, por los avances médicos y las mejoras en la higiene y la alimentación. Se mejoraron los servicios de alcantarillado, recogida de basuras y abastecimiento de agua potable, se multiplicaron los hospitales, etc. Estos progresos permitieron reducir la mortalidad y prolongar la esperanza de vida en Europa occidental, que pasó de 35 años en 1800 a 50 años en 1900
● ​La tasa de natalidad ​se mantuvo alta​ en casi toda Europa hasta la década de 1870. Las mejores expectativas económicas originadas por la Revolución Industrial hicieron que las parejas se casaran antes y pudieran tener más hijos.
Una época de grandes migraciones
Muchos campesinos partieron a las ciudades en busca de trabajo, lo que dio lugar a un intenso proceso de urbanización en Europa​. Si en 1800 sólo un 10% de los europeos vivían en ciudades a finales del Siglo XIX lo hacían ya un 40%.
En aquel momento, las ciudades no tenían capacidad para absorber todo el éxodo campesino. Como consecuencia, entre 800 y 1924, 60 millones de europeos emigraron a otros continentes. La revolución de los transportes facilitó estos movimientos de población. En las ​migraciones transoceánicas​ pueden diferenciarse varias oleadas o fases;
● Hasta 1870 los emigrantes fueron fundamentalmente británicos y escandinavos.
● Entre 1870 y 1914 predominaron los emigrantes italianos, españoles, griegos y turcos.
La mayor parte de los europeos se dirigieron a ​América​, en especial a Canadá, Brasil, Argentina y, sobre todo, Estados Unidos, que recibíó casi 60% de los emigrantes. También Australia​ y ​Nueva Zelanda​ fueron importantes destinos.
Página 80
LAS SOCIEDADES DE CLASES. LAS CLASES ALTAS
● Una nueva sociedad
La nueva sociedad se basó en la igualdad jurídica: todos los varones eran juzgados por las mismas leyes y tribunales, y podían acceder a los puestos públicos según sus méritos.
Sin embargo, la sociedad era desigual:
– Las mujeres seguían subordinadas a los varones.
– Gran diferencia económica entre la gente con propiedades y la que carecían de ellas.
La sociedad se dividíó en clases sociales (alta, media y baja) y desaparecieron los estamentos.
Las clases sociales se diferenciaban por su capacidad económica y no por sus privilegios, como en el Antiguo Régimen.
● El declive de la aristocracia
En el Siglo XIX, al eliminarles los derechos señoriales y comenzaron a pagar impuestos, la aristocracia perdíó parte de su preeminencia social.
La mayoría de los aristócratas carecieron de espíritu empresarial y no supieron invertir en nuevos negocios.
● Una nueva clase dirigente: la alta burguésía
   
  La burguésía se convirtió en la clase social poderosa de la nueva sociedad industrial. Esta engloba grupos diversos: empresarios, altos funcionarios y algunos profesionales liberales (médicos, abogados, periodistas… ).
Página 82
Las clases medias
A finales del Siglo XIX, en los países más industrializados aparecíó una amplia clase media o pequeña burguésía. La clase media era un grupo heterogéneo formado por maestros, artesanos, pequeños comerciantes, puestos intermedios de la Administración y del Ejército, propietarios, médicos rurales, profesores… Entre sus valores destacaba la importancia que daban al trabajo y al ahorro para hacerse con un patrimonio. Dispónían de poco tiempo de ocio y lo empleaban en el café, el casino…
Las clases bajas
A pesar de la industrialización, en el Siglo XIX la mayoría de la población eran campesinos. Su situación variaba de unas regiones a otras. En el norte y el oeste de Europa, abundaban los campesinos propietarios, mientras que en el sur del continente eran numerosos los jornaleros, que trabajaban en latifundios poco mecanizados y cobraban un sueldo o jornal escaso. En el centro y este de Europa los campesinos siguieron siendo siervos hasta mediados del Siglo XIX
La Revolución Industrial dio lugar a la aparición del proletariado, integrado por quienes solo poseían su fuerza de trabajo y la «vendían» a cambio de un salario, es decir, por los obreros
Los obreros realizaban tareas que requerían poca cualificación y cobraban salarios muy bajos, que apenas permitían sobrevivir. Los niños dejaban la escuela muy pronto porque su trabajo era necesario para el sustento de la familia. Sus largas jornadas laborales solían superar las doce horas
Página 84
EL NACIMIENTO DEL MOVIMIENTO OBRERO
● Los primeros pasos: ludismo y sindicatos
Se conoce como movimiento obrero al conjunto de iniciativas colectivas llevadas a cabo por los trabajadores asalariados para mejorar sus condiciones.
Las primeras reacciones contra las malas condiciones fueron espontáneas y destruyeron las máquinas, a este movimiento se le conoce como ludismo, ya que actuaban en nombre de un personaje ficticio Nedd Ludd.
El primer movimiento organizado con fines laborales y políticos fue el cartismo. Se logró una gran movilización, al presentar al Parlamento la Carta del Pueblo, en la que se reclamaban derechos laborales y el sufragio universal.
El derecho de asociación se reconocíó en 1824 en Gran Bretaña, a partir de ese momento nacieron los primeros sindicatos, estos reclamaban mejoras salariales, reducción de jornada, supresión del trabajo infantil etc. Su principal instrumento de presión era la huelga. ● La ideología obrera: marxismo y anarquismo
El marxismo o socialismo científico (Karl Marx y Friedrich Engels) afirmaba que en las sociedades industriales existe una lucha de clases entre opresores ( la burguésía que explotaba a los obreros para mejores beneficios) y oprimidos (los obreros).
Marx propónía una revolución para destruir el capitalismo y dar el poder a los trabajadores. Tras la dictadura del proletariado, se establecería una sociedad comunista sin clases
    
 sociales ni propiedad privada, por lo que el Estado desaparecería. Defendía la intervención de partidos y organizaciones obreras en la política dando lugar a los partidos socialistas.
El anarquismo (Joseph Proudhon y Mijaíl Bakunin) se opónían a cualquier forma de Estado y aspiraban a sustituirlo por asociaciones voluntarias. Defendían la colectivización de la propiedad y rechazaban los partidos políticos y la participación en las elecciones. Pensaban que la acción sindical y la huelga debían ser los métodos de actuación revolucionaria.
Página 85
● Las Internacionales obreras
En 1864 las organizaciones obreras crearon la primera Asociación Internacional de Trabajadores, que desaparecíó por desacuerdos entre socialistas y anarquistas.
En 1889 algunos socialistas fundaron la Internacional Socialista para coordinar las organizaciones obreras marxistas. Esta organización creó algunos símbolos del movimiento obrero, como la fiesta del Primero de Mayo.
 
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *