El forcejeo con la iglesia católica

Share Button

Bienes de equipo:


Bien destinado a producir otros bienes, de consumo o de inversión, es decir para un consumo humano indirecto. Solo son útiles en un sistema de producción o proceso de fabricación, como, por ejemplo, una máquina.

Caso “Matesa”:


fue uno de los escándalos político económicos más importantes de España, durante la última etapa del franquismo. Matesa era una empresa textil (producción de telares). Esta empresa era de un miembro del Opus Dei, que eran los tecnócratas que estaban en el gobierno. Este caso les hizo perder prestigio

Censura previa:


es la censura que consiste en aprobar o prohibir determinado material o expresión antes de hacerse público. Este tipo de censura previene que el material sea distribuido o escuchado

Comunidad Económica Europea:


creada en 1957 mediante el Tratado de Roma que permitíó profundizar el proceso de integración europea. Con el objetivo de crear una organización que uniese a los países europeos.

Estado de derecho:


El Estado de derecho es un modelo de orden para un país por el cual todos los miembros de una sociedad se consideran igualmente sujetos a códigos y procesos legales. Es un estado sometido al Imperio de la ley

Estado de excepción:


se basa en un solo principio, el de que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario.

Declaración de Múnich:


reuníón celebrada en la ciudad alemana de Múnich en el año 1962, en esta reuníón la oposición al régimen franquista se opuso al régimen y denegó el acceso a España a la CEE. Esta acción no sentó bien al régimen y lo denominó “Contubernio de Múnich”. Los opositores fueron juzgados al regresar a España.

Democracia orgánica:


 democracia orgánica es el sistema político instaurado en España por el franquismo en 1942, en el que la representación popular no se ejercía a través del sufragio universal sino a través de grupos como la familia, el municipio o la iglesia.

Divisas:


son las monedas utilizadas en una regíón o país ajeno al lugar de origen. Éstas se intercambian en el mercado monetario mundial, por lo que su precio fluctúa respecto a otras divisas. Gracias a estas divisas que provénían del extranjero la economía española aumentó


Planes de Desarrollo:


  en el año 1963 los tecnócratas los empezaran a usar con el objetivo de regular la economía española, es un sistema copiado al que usaban en Francia, consiste en objetivos económicos o proyectos a cumplir cada 3 años.

Luis Carrero Blanco:


 fue un militar, político español. Marino de profesión, se dedicó a la carrera militar desde su juventud. Tras el polémico caso Matesa, muchos tecnócratas que se vieron implicados fueron apartados y Carrero fue nombrado como presidente del Gobierno. Fallecíó en un atentado provocado por ETA en 1973

Polos de Desarrollo:


consiste en subvenciones otorgadas por el régimen a determinadas ciudades con el objetivo de su industrialización. Estas ciudades no fueron elegidas por se las más optimas para la industrialización si no por  la ayuda que dieron al régimen durante la Guerra Civil.

Tecnócratas:


integrantes de un sistema de gobierno en el que los responsables de la toma de decisiones se seleccionan en función de su experiencia en un área determinada de responsabilidad, particularmente con respecto al conocimiento científico o técnico


2. EL DOMINIO DE LOS TECNÓCRATAS

Esta etapa del franquismo va a estar marcada por los intentos de preparar el régimen para el futuro.
Así, temas como un cierto pluralismo político y la sucesión de Franco se van a convertir en el eje del periodo y origen de discrepancias dentro de las familias del régimen.
Pese al dominio de los tecnócratas, aparecíó una corriente proveniente del Movimiento, la antigua Falange, que era partidaria de un mayor aperturismo.
Esta lucha entre tecnócratas y aperturistas va a ser otra de las claves del periodo.



a)
La definitiva institucionalización del régimen.
Los tecnócratas pusieron en marcha entre 1957 y 1965 una amplia reforma de la administración pública.
En 1958 se aprobó la ley de Principios Fundamentales del Movimiento, una recopilación de leyes y normativas anteriores. Mediante referéndum se aprobó también la Ley Orgánica del Estado (el intento de asegurar el futuro del régimen)
. Una de las cuestiones más importantes del periodo fue la Ley de Sucesión de Franco.
Entre los distintos pretendientes que optaban al cargo, Franco optó por Don Juan Carlos de Borbón.


B)

La estrategia política de los aperturistas

Aunque el dominio político de esta etapa corresponde a los tecnócratas surgen otros grupos (dentro del Movimiento)
destacando los inmovilistas (quieren que todo permanezca igual) y los aperturistas liderados por Fraga (Ley de Prensa de 1966 que abolíó la censura previa y concedíó una cierta libertad de prensa con la que la oposición incrementó su capacidad de expresarse) y Solís.

En 1969 estalla el escándalo Matesa, un tema de corrupción financiera e industrial en que estaban implicadas personas pertenecientes a los tecnócratas y al Opus Dei.
El enfrentamiento entre los aperturistas y los tecnócratas estalló definitivamente.


C) La política exterior


Tras los acuerdos con los Estados Unidos de 1953, la firma del Concordato con la Santa Sede y el ingreso de España en la ONU en 1955 el franquismo trató de confirmar la aceptación de su sistema entre las democracias occidentales. En 1959 España es admitida en la OECE (Organización Europea para la Cooperación Económica)
Y logra firmar acuerdos económicos con países como Alemania Federal o Francia.
Sin embargo, no logró que fuera aceptada su petición de ingreso en la CEE (Comunidad Económica Europea)
. De suma importancia fue, en este sentido, la Declaración de Múnich firmada por toda la oposición y fuertemente contestada por el Régimen.
El mismo año, el presidente norteamericano Eisenhower visitó oficialmente España, lo que supuso un importante espaldarazo político para Franco.

Por otra parte, estos años fueron de descolonización en el contexto internacional.
España tuvo que conceder la independencia a Guinea Ecuatorial de forma precipitada y ceder Ifni a Marruecos.
Aún quedaban en manos de España Ceuta, Melilla y el Sáhara.
Aprovechando la situación España reclamó la devolución de Gibraltar.
La ONU llegó a dar la razón a España, pero Gran Bretaña no cedíó, presionada por la población gibraltareña que se negaba a cambiar de nacionalidad.
Las presiones y medidas del Gobierno español dificultando el acceso a Gibraltar fueron contraproducentes.


3. EL DECLIVE DEL RÉGIMEN

a) 

El Gobierno de Carrero Blanco (1969-1973)

Después del escándalo político-financiero originado por el caso Matesa, Franco separó del gobierno a los ministros responsables y el vicepresidente

Carrero se hizo cargo del gobierno



Intentó relanzar con éxito la economía

En política exterior se firmó un acuerdo comercial con la CEE y establecíó relaciones diplomáticas con China y con la República Democrática de Alemania (la Alemania comunista)
. En el aspecto cultural y educativo reformó el sistema, extendiendo la enseñanza básica gratuita.
Pero también hubo una serie de fracasos (Anteproyecto de Asociaciones políticas, mejora de las relaciones con la Iglesia, Ley Sindical…)
. Al mismo tiempo ETA se muestra especialmente activa.
La respuesta del gobierno fue endurecer en 1971 la Ley del Orden Público de 1959.
Todo ello provocó una profunda crisis en el Gobierno tras la que Franco separó la Jefatura del Estado y la del gobierno.
Carrero Blanco, Jefe de Gobierno, apenas si se estrenó: el día: el 20 de Diciembre de 1973, el presidente Carrero Blanco moría en Madrid víctima de un espectacular atentado de ETA.

b) 

El Gobierno de Arias Navarro

Su sucesor fue Carlos Arias Navarro.
Pretendíó dar una imagen de ruptura con la etapa de Carrero y en un discurso pronunciado ante las Cortes en Febrero de 1974 parecía adoptar una vía aperturista al declararse partidario de ciertas reformas y de la aprobación de un estatuto de Asociaciones (espíritu del 12 de Febrero).
La aventura duró bien poco agravada por el progresivo empeoramiento del Dictador

c)

Circunstancias adversas para el régimen

Crisis económica de 1973 (subida de los precios, aumento del paro y la inestabilidad social, descenso del turismo, retorno de emigrantes y disminución de divisas);
crisis política de 1969 (“marcha verde” sobre el Sáhará y abandono de la colonia); crisis de Portugal de 1974 (Revolución de los “claveles”);

presiones de la CEE (democratización del régimen);
críticas de la Iglesia (Concilio Vaticano II);

Incremento del terrorismo de ETA hizo aumentar aún más la inestabilidad política y la incertidumbre


4. Evolución SOCIOECONÓMICA DEL SEGUNDO FRANQUISMO

2.1. El plan de estabilización (1957-1959)


Las dificultades que, a partir de 1956, se fueron acumulando en el campo de la economía provocaron una radical modificación en la política económica del régimen franquista. Citaremos algunas medidas: 1. Reducción del gasto excesivo del Estado y del de los particulares. 2. Desaparición progresiva de los controles del Gobierno sobre las actividades económicas. 3. Apertura de la economía española a los mercados exteriores.

2,2. La España del desarrollismo


Los resultados del Plan de Estabilización fueron inmediatos. A partir de 1961 se produjo un fuerte crecimiento económico calificado por algunos como “milagro español”. El crecimiento se basó en una fuerte expansión industrial que se produjo por los bajos salarios y la masiva llegada de capitales extranjeros. El crecimiento industrial atrajo a un gran número de campesinos. En el sector servicios el sector turístico fue el verdadero motor de la economía: miles de europeos acudían a España aprovechando los bajos precios, la amplia oferta de sol y playa y la existencia de una infraestructura hotelera en rápida expansión. La balanza comercial era deficitaria, pero la balanza de pagos se equilibraba por los ingresos del boom del turismo y por las remesas de los emigrantes españoles en Europa.

A partir de 1963 el Gobierno intentó regular el crecimiento mediante los Planes de Desarrollo, copiados del modelo francés. Desde el Gobierno se marcaban objetivos económicos a cumplir cada tres años en determinados sectores, complementando las medidas con subvenciones públicas e incentivos fiscales. Se aplican en los Polos de Desarrollo (industrialización de una zona y desequilibrios territoriales). En Junio de 1970 España y la CEE firmaron un Acuerdo preferencial que estuvo en vigor hasta la plena integración de nuestro país en la CEE, el 1 de Enero de 1986.


2.3. Los movimientos migratorios y sus consecuencias sociales

a.- El desarrollo económico trae profundos cambios. El primero y más importante es que la agricultura pierde el protagonismo económico (éxodo rural), algunas ciudades crecen desmesuradamente (con la problemas subyacentes), se profundizan los desequilibrios regionales (costa-interior), aumenta la emigración a Europa…

b) La población experimenta (en la década de los sesenta) un espectacular crecimiento (baby boom). Esto generó problemas de ajustes entre una población en crecimiento y las infraestructuras sanitarias y educativas del país que eran claramente insuficientes (hospitales, escuelas, viviendas…).

c) La modernización de la sociedad y el cambio de mentalidades. La población española sufríó una profunda transformación que le llevó a conocer cotas de bienestar y de consumo inimaginables en las etapas anteriores. El consumismo (cambio de valores), la apertura al exterior (influencia de los extranjeros), la incidencia de la TV…

d) El aumento de las clases medias. Desde el punto de vista social el hecho más destacado. Junto a los nuevos ejecutivos comerciales e industriales surgen con gran fuerza las nuevas clases medias: los empleados de banca, los técnicos, secretarios, maestros y profesores, etc. Entre los hijos de estos grupos surgirán las nuevas actitudes ante los temas tabú de la sociedad de posguerra: el sexo, la desvinculación del núcleo familiar, la insatisfacción y la crítica a la sociedad de consumo. Los jóvenes universitarios serán la punta de lanza de la protesta popular contra el régimen, en paralelo a la oposición obrera.


5. LAS FUERZAS ANTIFRANQUISTAS HASTA 1973

Una de las carácterísticas más importantes es el debilitamiento de la oposición exterior que sólo en los últimos años, y ante la inminencia de la próxima muerte de Franco, cobra fuerza. Por el contrario, en el interior se va diversificando y haciéndose socialmente más amplia, fenómeno paralelo a la disminución de la feroz represión de la etapa anterior.

3.1.  La oposición social


El único grupo organizado con cierto protagonismo fue el Partico Comunista.
Las protestas obreras especialmente en las zonas industrializadas fueron en aumento desde 1962 y la represión contra ellas fue menos contundente que en la etapa anterior.
En 1964 surge el sindicato clandestino Comisiones Obreras.
Su táctica fue entrar en las organizaciones del régimen y aprovechar los cauces oficiales para organizar a los trabajadores.
A finales del franquismo era el sindicato más importante.
Otras organizaciones tradicionales como la UGT o la CNT no consiguieron levantar cabeza en estos momentos… El movimiento estudiantil ya no se detuvo hasta el final del régimen y era el síntoma más claro de que el régimen no contaba con el apoyo de la juventud. La propia Iglesia Católica ya no era la institución monolítica que apoyaba al régimen. Después del Concilio Vaticano II (1962-1965) la jerarquía católica se aleja del franquismo, y era más abierto el rechazo por parte de los sacerdotes


3.2. La oposición política




De todos los movimientos que en el interior luchaban contra el franquismo, el más organizado y el que contaba con más apoyos era el PCE (Partido Comunista de España)
.

Su estrategia política consistía en el entrismo, es decir, en entrar en las organizaciones legales del Movimiento y en todo tipo de asociaciones más o menos legales

Muy vinculado a este partido estaba el sindicato Comisiones Obreras.
El PSOE no tenía ni con mucho la misma implantación, su dirección y casi todos sus mandos estaban en el exterior y los pocos núcleos del interior tenían poco margen de maniobra. En la extrema izquierda surgieron variantes del comunismo que iban desde el PCE Marxista-leninista, hasta grupos terroristas como el FRAP.
En la derecha la oposición al régimen estaba integrada por varias tendencias, entre ellas los monárquicos y la Democracia Cristiana.
Este último grupo participó en 1962 en el Congreso del Movimiento Europeo en la ciudad alemana de Múnich.
Estos grupos pidieron a la entonces Comunidad Económica Europea que no aceptara a España como miembro mientras no hubiera un sistema democrático homologable con los países de la citada organización. El régimen consideró esta reuníón como una conspiración y lo denominó el “contubernio” de Múnich y muchos de los participantes en ese encuentro fueron arrestados al volver a España.
De la misma manera se vigorizó también la oposición de los partidos nacionalistas.
De esta etapa es también ETA, que surgíó en 1959 como una escisión del PNV que mezclaba principios marxistas y nacionalistas.
A partir de 1968 adoptó la estrategia de la lucha armada contra el franquismo, al que castigaría duramente en sus últimos años.
El atentado más famoso fue el que sesgó la vida del presidente del Gobierno Luis Carrero Blanco en 1973.


6. LA CRISIS DEL TARDOFRANQUISMO

La oposición es consciente de que el fin está próximo y se empiezan a realizar los primeros contactos para organizar la España democrática.
Este periodo es clave para entender qué va a suceder en España tras el fallecimiento de Franco.

4.1. Fuerzas políticas en el exterior que se oponen a la continuidad del franquismo


Dentro de la ilegalidad y actuando tanto dentro como fuera del país, las principales formaciones políticas opuestas al franquismo fueron: Monárquicos partidarios de retornar al sistema constitucional, con Juan de Borbón; PSOE; PCE.

4.2. Los primeros pasos para formar alianzas


En Julio de 1974:
se constituye en París la Junta Democrática, integrada por el PCE, Comisiones Obreras, Partido Socialista Popular (dirigido por Tierno Galván), Carlistas, políticos vinculados a Don Juan, entre otros. Casi un año después, en Junio de 1975, el PSOE (cuyo secretario era ya Felipe González) animó a la formación de la Plataforma de Convergencia Democrática, a imitación de la iniciativa Comunista.

4.3.  El papel de los aperturistas en el interior


Además de estas fuerzas “ilegales”, en el escenario que decide cuál será el futuro político de una España sin Franco también cuenta el papel político desempeñado por el cada vez más fuerte sector aperturista del franquismo (Fraga, Fernández Ordóñez, Pío Cabanillas…)
, reclaman una reforma constitucional a partir de las instituciones y las leyes franquistas.
En este punto coinciden con las ideas de la Plataforma de Convergencia Democrática.


7. BREVE MEMORIA DEL LLAMADO “CONTUBERNIO DE Múnich”

Los españoles estaban viviendo entonces en plena Dictadura de Franco (1939-1975).
En los comienzos de los años 60 se iniciaba la etapa desarrollista del régimen y el franquismo quiere salir de su ostracismo internacional, intentando un acercamiento a Europa.
El 9 de Febrero de 1962 habí­a solicitado la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea.
De ahí­ que la oposición democrática, reunida en Junio en Múnich, denuncie en este acuerdo la situación polí­tica española y solicite la instauración de la democracia, como condición indispensable para el ingreso de España en el Mercado Común. La reuníón coincidíó con el momento álgido del movimiento obrero, que convocó muchas huelgas en la zona minera asturiana, el Paí­s Vasco, Cataluña y Madrid, y con los inicios del movimiento estudiantil, que exigí­a libertades democráticas.

Franco reacciónó con dureza.
Por un decreto del 8 de Junio suspendí­a el artí­culo 14 del Fuero de los Españoles por un plazo de dos años (dicho artí­culo reconocí­a el derecho de los españoles a fijar su residencia libremente dentro del territorio nacional) y encarceló, deportó a Canarias o exilió a los firmantes de Múnich, lo que motivó fuertes críticas en el extranjero.
A la vez se orquestó una campaña de la prensa del Movimiento para desacreditar este Congreso, al que el diario Arriba calificó peyorativamente de «contubernio de Múnich»para ridiculizarlo, como si se tratase de una conspiración contra el régimen y tacharon a los firmantes de «traidores» y «enemigos de España, aliados de masones y marxistas». No se atrevieron a silenciarlo- como hací­an con las huelgas mineras o las protestas estudiantiles – porque habí­a tenido lugar en el extranjero. También se organizaron manifestaciones de adhesión a Franco.
Aumentó la represión (en 1963 creó el Tribunal de Orden Público para juzgar delitos polí­ticos y el comunista Julián Grimau serí­a ejecutado).

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.